Saltar al contenido

Jabón de glicerina: para qué sirve y cuáles son sus beneficios

Debido a sus múltiples usos y aplicaciones sobre la piel, la glicerina es una sustancia esencial que ofrece múltiples beneficios y propiedades.

En este blog te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el jabón de glicerina y aprenderás a hacer este jabón en casa en tan solo 5 pasos de una forma muy sencilla.

¿Para qué sirve el jabón de glicerina?

El jabón de glicerina es un jabón cuya base está constituida de glicerina, colorantes y aromatizantes que le proporcionan un color y olor natural. Es un jabón neutro recomendado para usarlo sobre las pieles grasas para eliminar el acné, espinillas y granos del rostro.

Asimismo, el jabón de glicerina sirve para tratar la dermatitis y eczemas que son afecciones cutáneas que producen una inflamación en las capas superficiales de la piel y da lugar a erosiones, piel enrojecida, sequedad, picazón, etc.

El jabón de glicerina, gracias a su poder hidratante, puede ayudar a combatir problemas de sequedad como tirantez, picores y descamación, permitiendo que se aminoren las molestias y se produzca la regeneración de los tejidos dañados de la piel.

jabón de glicerina

Jabón de Glicerina Propiedades

El jabón de glicerina es un remedio curativo natural cuyas propiedades hacen que sea uno de los productos más utilizados para el cuidado especial de la piel. Entre todas sus propiedades destacamos:

  • Posee propiedades humectantes y emolientes que penetran en las capas de la piel y retienen el agua de forma natural para mantener la dermis hidratada.
  • Cuenta con propiedades calmantes y suavizantes que ayudan a tratar los casos de tirantez y picor en la piel.
  • Remedio contra las pequeñas arrugas gracias a su poder limpiador e hidratante, evitando que la piel esté áspera o cuarteada por la deshidratación que suelen tener las pieles con marcas y arrugas.
  • Posee propiedades antibacterianas que permite crear una barrera natural de protección de la piel para mantenerla alejada de los agentes externos.

A diferencia del resto de jabones realizados por grasas animales, el jabón a base de glicerina respeta el pH de la piel, gracias a sus ingredientes naturales y a sus propiedades higienizantes de impurezas de la piel sin resultar agresivo.