Saltar al contenido

Hemorroides o almorranas: tipos, tratamientos y fotos

Qué es una hemorroide?

Las hemorroides (también llamadas comúnmente almorranas) son venas inflamadas hasta un punto excesivo en el ano o en la parte baja del recto. Su aparición produce incomodidad, sangrado constante y diversos efectos como el ardor, dolor o picor en las personas.

Esta inflamación es un proceso normal que atraviesan las venas dentro del recto, pero al presentarse en exceso, pueden producir enfermedades tan graves como el cáncer.

Por su característica cotidiana, pueden ser tratadas con facilidad por tratamientos naturales, aunque si aumentan la gravedad, debes dirigirte donde un profesional que pueda identificar las causas y diagnosticar un tratamiento adecuado.

Tipos de hemorroides o almorranas

Según su situación respecto al conducto anal hay tres tipos de almorranas que además tienen síntomas diferentes:

Hemorroides o almorranas internas

Las hemorroides internas son aquellas que se producen si las venas que han sido afectadas están en la zona baja del recto, encima del ano, y están cubiertas por mucosa. Dentro de este tipo de hemorroides hay cuatro subgrupos diferenciando el grado de prolapso (en medicina se denomina prolapso al desplazamiento de órganos):
o    Grado I (o grado leve): se prolapsan hacia el ano, pero no bajan durante la defecación.
o    Grado II (o grado moderado): se prolapsan hacia el ano durante la defecación, pero vuelven a su lugar tras ésta.
o    Grado III (o grado grave): se prolapsan, no regresan salvo que se las reintroduzca manualmente.
o    Grado IV: se prolapsan, no regresan ni con reducción manual, o vuelven a prolapsarse inmediatamente tras la reintroducción.

Estas almorranas ocurren dentro del recto y no se ven ni se sienten, y rara vez causan malestar. A veces originan un sangrado de color rojo brillante e indoloro leve durante las deposiciones.

Hemorroides o almorranas externas

Las hemorroides externas son aquellas que se localizan debajo de la unión del ano con el recto, debajo de la piel que rodea el ano, y están recubiertas de epitelio anal.

Los síntomas más frecuentes de estas almorranas son el picazón o irritación en el ano, dolor o molestia, hinchazón alrededor del ano y sangrado.

Hemorroides o almorranas mixtas

Se suele llamar hemorroides mixtas a las hemorroides que presentan características de los dos tipos mencionados anteriormente.

¿Qué son las hemorroides trombosadas?

Las hemorroides externas trombosadas son coágulos de sangre que se forman en una hemorroide externa grave en la piel anal. En su fase final se complican debido a la mala circulación de la sangre venosa en el interior de la vena prolapsada, y la sangre se coagula o trombosa.

Si estos coágulos son grandes, la hemorroide trombosada puede causar dolor significativo.

El dolor generalmente disminuye después de los primeros 48 horas. Si la parte superior de la almorrana se abre, puede que se note sangrado en la piel.

¿Qué son las hemorroides sangrantes?

El sangrado de alguna hemorroide o almorrana ocurre después de una defecación.

A veces se ven vetas de sangre de color rojo brillante en el papel higiénico, las heces o el inodoro después de limpiarse.

Como hemos explicado anteriormente, los diferentes tipos de hemorroides pueden producir sangrado de una manera u otra. Es necesario comentar con un especialista si la sangre es más oscura, ya que esto puede indicar un problema en el tracto gastrointestinal.

¿Qué Tratamientos hay para las hemorroides? ¿Cómo curar las almorranas?

El tratamiento o remedio para aliviar las hemorroides depende directamente del nivel de inflamación que estés padeciendo. Puedes encontrar productos para limpiar el ano y prevenir daños mayores, como ungüentos y cremas que tratan el dolor y reducen la inflamación.

Puedes conseguir productos especialmente diseñados para personas que sufren de hemorroides como toallitas, cremas protectoras, ungüentos y cápsulas para tratar la inflamación de los vasos sanguíneos.

Si tienes hemorroides, es mejor usar toallitas para limpiarte ya que no causan irritación. También hay toallitas con ingredientes calmantes contra las hemorroides como el hamamelis o el aloe vera. El tratamiento o remedio para el alivio de las hemorroides está directamente relacionado con el nivel de inflamación que estés padeciendo. Puedes encontrar productos para limpiar el ano y prevenir daños mayores, como ungüentos y cremas que tratan el dolor y reducen la inflamación.

Puedes conseguir productos especialmente diseñados para personas que sufren de hemorroides como toallitas, cremas protectoras, ungüentos y cápsulas para tratar la inflamación de los vasos sanguíneos.

Si tienes hemorroides, es mejor usar toallitas para limpiarte ya que no causan irritación. También hay toallitas con ingredientes calmantes contra las hemorroides como el hamamelis o el aloe vera.

Pomadas, una limpieza constante de la zona afectada con agua templada y desinflamatorios locales son los métodos o remedios más utilizados para combatir con la inflamación, el dolor y la irritación.

Consulta la efectividad del tratamiento al que quieras someterte con tu médico de confianza, para que encuentres la que mejor se adapte a tu caso. Además, si el problema persiste, considera la implementación de intervenciones quirúrgicas para tratarlos.